La Consejería de Sanidad pretende abrir la citación en Atención Primaria a cualquier profesional de medicina de familia de la Comunidad de Madrid independientemente del cupo y del centro de salud a que este adscrita la población.

Se trata de un paso más para el desmantelamiento de la AP madrileña que acaba con la continuidad asistencial que según la Organización Mundial de la Salud es una de las características básicas de la misma y que va en perjuicio de la salud de la población porque existen numerosos estudios que relacionan una mejora salud y la disminución de la mortalidad evitable, precisamente con la continuidad asistencial.

La Consejería de Sanidad madrileña destroza la AP en lugar de hacer lo que debería: aumentar el presupuesto sanitario y especialmente el destinado a la AP (Madrid es la comunidad autónoma que menos presupuesta per cápita y la que menos porcentaje dedica de este presupuesto a la AP), reforzar los medios humanos de la AP y garantizar las urgencias de AP y citaciones en medicina de familia en un plazo máximo de 48 horas.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

16 de enero de 2024