NOTA DE PRENSA

La ADSP de Aragón felicita a los 339 residentes que se incorporan en Aragón a una plaza de Formación Especializada ofertada por el Ministerio en Aragón y, especialmente a los 60 médicos/as que han optado por la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, a pesar del bombardeo negativo de los medios de comunicación que ha acompañado a todo el periodo de elección y adjudicación de las plazas en todo el estado. Nuestra asociación, es defensora de la sanidad pública como un derecho fundamental y de una atención primaria fuerte, capacitada y competente, que ha demostrado, a lo largo de décadas su contribución indiscutible e imprescindible a la salud de la población aragonesa. Es necesario un análisis serio y riguroso de la manera de hacer más atractiva la elección de  Medicina de Familia, pasando por medidas efectivas como la incentivación de medidas para los profesionales del medio rural que no sean únicamente económicas, como facilidades para la conciliación, incentivos en el baremo o en la movilidad, etc.; además del mayor peso que debe de tener la Atención Primaria en la formación pregrado, la equiparación social de la Medicina de Familia al resto de especialidades médicas, lo que pasa entre otras cosas por orientación más positiva del valor de la atención primaria en los medios de comunicación y sociedad en general. Es imprescindible sustituir la queja continua por una inversión efectiva del 25% para la atención primaria, que no se quede en una eterna promesa, por una planificación de los recursos y reasignación de competencias profesionales, junto con la incorporación de nuevos profesionales, que evite la excesiva carga asistencial actual de los/las médicos de familia de actividades que pueden ser asumidas por otros componentes de los equipos de atención primaria. De este modo se hará más razonable y atractiva la especialidad, pudiendo dedicar además más tiempo a la labor comunitaria, docente e investigadora, tareas inherentes a la atención primaria de salud.