La Federación para la Defensa de la Sanidad Pública queremos denunciar la terrible situación que está viviendo la población palestina de la franja de Gaza.

1.- Resulta absolutamente inaceptable e intolerable los bombardeos sistemáticos de población civil y que el Estado de Israel corte los suministros de agua, luz, alimentos, medicina y energía a la población gazatí.

2.- Esta situación supone un verdadero genocidio, especialmente para la población infantil y enferma, que no tienen ninguna posibilidad de defenderse o de escapar. Esta estrategia de asedio, propia de la edad media, es incompatible con un mundo civilizado regido por el derecho internacional y el respeto por los derechos humanos.

3.- Consideremos especialmente grave el ataque y bombardeo de centros sanitarios, hospitales y recursos asistenciales como ambulancias o medicamentos, que atentan contra el derecho a la salud y la vida de miles de personas inocentes.

4.- Estas actuaciones inhumanas contravienen todas las convenciones internacionales sobre derechos humanos y los tratados internacionales en vigor.

5.- Ninguna actuación terrorista, por sanguinaria que sea, justifica el castigo indiscriminado de población civil y menos aún el terrorismo de Estado.

6.- Denunciamos también la hipocresía y la asimetría de la Unión Europea y de otros países que se reconocen como democráticos, a la hora de defender los derechos de personas y del Estado Palestino, cuyo derecho a existir está plenamente reconocido por las Naciones Unidas.

7.- Llamamos al gobierno español y a la Unión Europea a intervenir urgentemente ante el gobierno israelí para que paralice la matanza de civiles y ponga en marcha corredores humanitarios que permitan que lleguen a la población gazatí los recursos básicos, especialmente alimentos, medicamentos y recursos sanitarios, para evitar una hecatombe social y sanitaria, incompatible con nuestra civilización.

Federación para la Defensa de la Sanidad Pública  

03 de noviembre de 2023