El nuevo Conselleiro de Sanidad es un médico que proviene del mundo hospitalario con importantes relaciones (conflictos de interés) con la industria tecnológica y farmacéutica, de la que recibe financiación.

1.- Este nombramiento supone la apuesta de la Xunta de Galicia por mantener la situación de abandono y deterioro de la Atención Primaria (que no consideran un negocio lucrativo), poniendo al frente de la Consellería de Sanidad a un profesional especialmente interesado en las últimas innovaciones tecnológicas y muy alejado de la AP de salud.

2.- Las prioridades del nuevo Conselleiro pasan por la renovación del parque tecnológico (cómo admite el mismo); los cribajes poblacionales acordados sin respaldo científico, y la investigación centrada en innovaciones tecnológicas y farmacológicas con precios disparatados que habían obligado a la Consellería a recortar en necesidades sanitarias de primer orden como es la AP de salud (que ha demostrado alcanzar resultados en salud muy superiores la cualquier tecnología, por muy alta que esta sea).

3.- Con todo, este nombramiento está dirigido a poner los centros hospitalarios públicos al servicio de la industria farmacéutica y tecnológica para que experimenten sus productos mediante ensayos clínicos. Casi la mitad (43%)  de los ensayos autorizados por la UE se realizan en centros públicos españoles y gallegos, con una importante participación  de la industria privada. Recientemente se abrió una Unidad de Ensayos Clínicos para estudiar nuevos fármacos en el Complejo Hospitalario de A Coruña que lleva a cabo más de 160 ensayos controlados por la industria farmacéutica. La Sanidad Pública pone el dinero, los recursos y los enfermos para que la multinacionales experimenten nuevos productos que luego patentan y vendan al sistema público a precios muy elevados.

En resumen, mientras la Atención Primaria Gallega agoniza por falta de financiación, personal y desastre organizativo, Rueda pone al frente de la Consellería de Sanidad a un profesional cuya actividad estará orientada a favorecer a laboratorios y empresas de alta tecnología  con los fondos públicos que se niega al nivel primario.

 

30 de abril de 2024

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública