La Sanidad Pública Gallega está en coma, en la última fase de su desmantelamiento: Centros de Salud y PACs inaccesibles; consultas telefónicas en lugar de presenciales; centros masificados, sin pediatras ni personal suficiente, con esperas de semanas; servicios de urgencias hospitalarios colapsados; listas de espera hospitalarias manipuladas que ocultan la mas de la mitad de los pacientes; servicios de Salud Pública sin recursos para afrontar las epidemias; personas mayores abandonados en las residencias y en la dependencia; y un personal sanitario insuficiente que soporta unas condiciones laborales precarias e indignas… Es necesaria una gran movilización social y profesional para cambiar esta situación aberrante e inaceptable, y que culmine las manifestaciones convocadas en los últimos meses en decenas de pueblos y ciudades de toda Galicia como protesta por el abandono asistencial y la falta de recursos que pone en peligro latente a salud de la población.  

Desde SOS Sanidad Pública, y sus 55 organizaciones que abarcan plataformas ciudadanas, organizaciones políticas y sindicales y colectivos profesionales, proponemos 13 medidas urgentes para afrontar esta situación crítica y llamamos a toda la ciudadanía gallega a llenar a Praza do Obradoiro de Santiago el próximo domingo 4 de febrero en defensa de la sanidad que queremos y que merecemos.

  1. Incremento del presupuesto sanitario, especialmente en la Atención Primaria, hasta el 25% del total que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), garantizando que en la contabilidad de este incremento no se compute el gasto farmacéutico ni lo cueste del sector privado racionalizado. Eliminación de la derivación sistemática de pacientes a los centros concertados privados.

  1. Incremento del personal de medicina familiar, pediatría y enfermería; incorporación a los equipos sanitarios de nuevas categorías profesionales necesarias: Psicología clínica, fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, podología, trabajo social, atención temprana, nutricionismo, higiene bucodental… Aumento del número de plazas de formación del personal. Acreditación de nuevos centros para la docencia. Priorización de las consultas presenciales en los centros sanitarios, y acabar con las listas de espera en los centros de salud.

  1. Apertura de los  Centros de Salud cerrados y creación de nuevos donde sea necesario, cubriendo los servicios mínimos en todos y mejorando su dotación y equipamiento. Control y coordinación de todos los procesos asistenciales del paciente desde la Atención Primaria.

  1. Reintegración del servicio de ambulancias al Sistema Público; aumento en la dotación de las mismas para cubrir los servicios mínimos de personal y equipamiento. Agrandar el número de ambulancias asistenciales y medicalizadas que en la actualidad no llega para cubrir la demanda.

  1. Implementación de un Plan Urgente para racionalizar las listas de espera hospitalarias, poniendo de nuevo a funcionar a pleno rendimiento los centros sanitarios públicos: reapertura de las camas hospitalarias clausuradas; recuperación de los servicios cerrados de los Hospitales Comarcales.

  1. Garantizar que la atención médica y el control de la salud de las personas incluidas en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) se hace desde la sanidad pública, siendo los referentes los Centros de Atención Primaria, dotados adecuadamente, y en coordinación con los servicios sociales. Asegurar que las personas mayores y las personas con discapacidad, sobre todo aquellas que viven en residencias, no sufren restricciones o marginaciones, vergonzosas, en el acceso a los especialistas ni en las derivaciones hospitalarias.

  1. Reintegración al Sistema Público de los servicios privatizados: Información, Historia Clínica, Receta Electrónica, Central de Llamadas, Logística, Investigación, Docencia. Restituir el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo para el Sistema Público, incrementar sus recursos para acabar con el ‘concierto singular’ de Povisa, y garantizar así la asistencia hospitalaria pública a toda la población.

  1. Elaboración de forma consensuada de un Plan de Salud Mental que dote al Sistema Sanitario Público Gallego de recursos y de personal idóneo y que garantice la presencia de profesionales de Salud Mental en la Atención Primaria.

  1. Eliminación de la inestabilidad y precariedad laboral en el Sistema Público e implementación de una política justa y incentivadora.   Recuperar la dedicación exclusiva del personal médico que trabaja en la Sanidad Pública y exigencia de la acreditación especializada en el nuevo personal contratado.

  1. Concursos públicos transparentes y abiertos para cubrir los cargos de gestión del Sistema Público y [erradicar    las prácticas de clientelismo y nepotismo]  acabar con los conflictos de intereses familiares y/o profesionales.

  1. Recuperar las Gerencias de Atención Primaria y dotarlas de capacidad resolutiva y presupuesto propio. Transformar las Áreas Sanitarias para la recuperación de la necesaria  coordinación y gestión integrada de la Atención Primaria, Hospitalaria, Salud Pública y Atención a la Dependencia.

  1. Reorientar el sistema al «modelo comunitario y participativo», para garantizar una atención integral que actúe eficazmente sobre las cuestiones determinantes que inciden en la salud.

  1. Desmedicalizar el sistema, y acabar con el uso irracional y abusivo de los fármacos y de las nuevas tecnologías, y poner el eje del mismo en la Atención Primaria.