El hospital pomposamente denominado Gran Montecelo por la Xunta de Galicia: Una historia de multiplicación de costes,  trafico de influencias,  apropiación por multinacionales del patrimonio sanitario gallego y que no resolverá  los problemas sanitarios al incrementar ínfimamente las camas,  quirófanos  y equipamiento

1.- Incremento exponencial de su coste

En mayo de 2020 la Xunta de Galicia licita la 1ª fase de la ampliación del Hospital de Montecelo por 115 M de euros. La 2ª fase, la reforma del edificio actual, sumaría 25 M de euros, un total de 140 M y un plazo de ejecución de 42 meses

Con la excusa del Covid se anula la licitación previa y se realiza una nueva en agosto de 2020. El proyecto del Hospital de Pontevedra se adjudica a una UTE de empresas constructoras por 130 M de euros, un incremento de 15 M de euros (+13%).

Las obras se inician en mayo de 2021 y Feijoo anuncia una rebaja importante (e imposible) del tiempo de ejecución, que pasaría de 42 a 30 meses, con una fecha de finalización de las obras prevista para el pasado diciembre-23

Hoy salta la noticia bomba, el Nuevo hospital no costará 140M, ni siquiera 155M, sino como mínimo 300 millones de euros, 170 M el nuevo edificio (un 48% mayor que el coste inicial) y 40 M la reforma del antiguo edificio (60% superior)

2.- Pese a esto el aumento de recursos es ínfimo e insuficiente

Un nuevo hospital enormemente costoso que solo incrementará un 10% sus camas (las restantes 60 camas no estarán en funcionamiento ni van a reducir las listas de espera ya que únicamente se habilitarían para grandes catástrofes), solo incrementa en 2 los quirófanos actuales y no dispondrá ni de PET-TAC (una tecnología que cuesta en torno a 2 millones  de euros y que se utiliza en el diagnóstico de múltiples cánceres). De esta forma los pacientes del área de Pontevedra y del Salnés seguirán sufriendo demoras al tener que depender de otros hospitales

3.- Tráfico de influencias que beneficia a multinacionales chinas, francesas y grupos de inversión internacional

-De la UTE adjudicataria del Hospital de Pontevedra forman parte las empresas Puentes y Calzadas y Copasa

-Puentes  y Calzadas, muy vinculada al PP gallego, fue vendida a una empresa China la CRBC “China Road and Bridge Corporation”, perteneciente al grupo chino CCCC, implicado en sobornos en diversos países del mundo.

-Copasa, empresa salpicada en casos de pagos de comisiones y denunciada por fallos estructurales en sus edificios y enormes demoras en sus proyectos, que incluso acabaron en rescisiones de sus contratos

-Con la venta de Puentes el grupo chino CRBC, este pasó a formar parte de la UTE que gestiona el Hospital Alvaro Cunqueiro  de Vigo,  junto con Acciona, que también ha vendido su parte del hospital de Vigo al fondo francés Meridian, con sede en el paraíso fiscal de Luxemburgo, y junto con Concessia, que ha vendido su parte al fondo de inversión internacional RiverRock

-RiverRock afirma encontrarse muy satisfecha por la adquisición ya que el proyecto de la Xunta permite a las empresas privadas actuar “en uno de los mayores hospitales públicos de España”, además de recibir un canon anual que aumenta con la inflación y del que la empresa se podrá beneficiar hasta septiembre de 2035.

4.- Continua en la senda iniciada con la desastrosa privatización del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo

Todos sabemos lo que ha supuesto la privatización de la gestión del Hospital Alvaro Cunqueiro  de Vigo, que ha sufrido severos recortes estructurales  y en dotación a pesar de suponer una sangría continuada a las arcas públicas para el mayor lucro de las empresas constructoras, en línea con lo que está pasando en Pontevedra, con un aumento disparatado del coste del nuevo hospital sin incrementar la calidad de los materiales, la sostenibilidad medioambiental del proyecto ni la dotación de camas o tecnología, en manos de una UTE participada por empresas extranjeras  con mala reputación, a la que la Xunta de Galicia le ha multiplicado sus beneficios. Rueda cederá a estas empresas además la gestión de la nueva cafetería y el aparcamiento privado, que a saber lo que les costará a profesionales y pacientes

La construcción del nuevo hospital de Montecelo se merece una auditoría del Consello de Contas, o una comisión de investigación

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública