1.Desde la ADSPM ya habíamos señalado que la Comunidad de Madrid tenía previsto cerrar un total de 2.335 camas (el 19,28% de las camas públicas de la región, ver https://fadsp.es/cierres-de-camas-en-verano-una-situacion-intolerable/) durante este verano y que este cierre comprometía gravemente la atención sanitaria.

2.La situación se ha agravado con el aumento de los casos covid (alrededor del 12% de los enfermos hospitalizados presentan esta patología) y por las olas de calor que aumentan las necesidades de hospitalización de la población, especialmente la más vulnerable.

3.Hemos señalado reiteradamente que no es posible atender las necesidades de salud de la ciudadanía con la escasez de recursos hospitalarios públicos de la Comunidad de Madrid, y más aún cuando este déficit se ve agravado con unos cierres de camas injustificados y muy elevados.

4.Por otro lado, estos cierres incrementan de manera notable las ya dilatadas listas de espera en atención especializada.

5.La situación que reiteramos era previsible, es el resultado de una política economicista que descapitaliza el sistema público y no realiza las contrataciones necesarias para suplir al personal de vacaciones.

 

Si no se cambia la política sanitaria del PP madrileño es de esperar que se produzcan con frecuencia situaciones similares cada vez que haya un aumento de la demanda asistencial.