En estos momentos se está negociando un nuevo convenio para MUFACE, convenio que tendría una duración de 4 años, y es, por lo tanto, el momento de plantear la necesidad de cambiar esta situación.

Las mutualidades de funcionarios (MUFACE, MUGEJU, ISFAS) son un elemento distorsionador en el sistema sanitario público y suponen un factor muy importante de desigualdad y discriminación en el acceso de la población a la atención sanitaria (aspecto este que no parece preocupar a los supuestos defensores de la igualdad entre los españoles), además de una fuente de derivación de fondos públicos hacia el aseguramiento privado.

Por eso, se ha planteado reiteradamente la necesidad de la integración de estas mutualidades en el Sistema Nacional de Salud, planteamiento que ha sido realizado también por los actuales responsables del Ministerio de Sanidad, que se sepa, no están participando en esta negociación del nuevo convenio.

Esta integración está recogida ya en la Ley General de Sanidad (en 1986) sin que hasta ahora se hayan producido avances al respecto. Habitualmente se han planteado dos problemas, el primero tiene que ver con el posible cambio y/o vulneración de derechos adquiridos de los colectivos incluidos que tiene fácil solución incorporando a la Sanidad Pública solo a los nuevos funcionarios y a los antiguos que así lo deseen con los que el resto no verían modificadas sus condiciones actuales, a la vez que la situación atípica y excepcional de las mutualidades iría en progresiva disminución.

La segunda objeción tiene que ver con la presión asistencial que podría suponer para la Sanidad Pública la atención de un grupo mucho mayor de población. El modelo lento de nuevas incorporaciones disminuiría este problema, pero a la vez hay que tener en cuenta que estas nuevas incorporaciones llevarían incorporada la correspondiente financiación, lo que permitiría al sistema público mejorar sus servicios.

En resumen, es el momento de avanzar seriamente hacia la integración de las mutualidades en la Sanidad Pública.

 

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

20 de febrero de 2024