En el presente informe se hace una valoración del Proyecto de Ley de Presupuestos de sanidad 2024 presentado por el gobierno de la Región de Murcia, centrado principalmente en los aspectos considerados más relevantes. Se identifican los que se consideran principales defectos de los presupuestos presentados y se hacen propuestas que podrían mejorarlos y otras dirigidas a la Consejería de Salud.

Los presupuestos que se proponen, al igual que los de los últimos años, son irreales y faltos de rigor por ser imposibles de cumplir, algo que no desconoce el gobierno regional. Son irreales porque prevén un gasto muy inferior al ejecutado en los años previos y emiten conclusiones falsas al presentar algunas cifras y porcentajes de forma sesgada. Destinan más del 70 % del presupuesto al capítulo I cuando en el gasto real en 2021 fue menor del 50%, lo que se debe a un presupuesto falsamente reducido para el resto de capítulos. De forma engañosa se afirma que la cantidad destinada a Atención Primaria supera el 26% del total, cuando en realidad es del 16 %. Los presupuestos son también confusos por presentar algunas incongruencias que requieren aclaración.

Siendo positivo la existencia en la memoria de la Consejería de Salud de apartados específicos para las Estrategias de Mejora de Atención Primaria y de Salud Mental, fundamentales para la mejora de nuestro sistema sanitario, su desarrollo en los

presupuestos queda muy ralentizado respecto al cronograma previsto en las propias Estrategias.

No se contemplan en los presupuestos acciones específicas dirigidas a mejorar la eficiencia del sistema sanitario, reduciendo el gasto que no aporta salud ni a nuevas acciones que reorienten el sistema hacia la atención comunitaria y la promoción de salud. Es muy llamativo la enorme desviación del gasto en farmacia sin contemplar ninguna medida para reducirlo.

La falta de transparencia informativa sobre la ejecución real del presupuesto de 2023 dificulta la labor de análisis y realización de propuestas al no poder precisar qué parte del presupuesto en inversiones para el año próximo estaban ya contenidas en el anterior. Considerando el gasto real ejecutado en ejercicios previos, estimamos que un presupuesto en sanidad realista debería sumar 2.900 millones de euros, 400 más que la propuesta de la Consejería. …

Seguir leyendo