Desde la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública queremos expresar nuestra enorme preocupación y rechazo al colapso de las urgencias de los Hospitales Públicos Gallegos y de los Centros de Salud como consecuencia de la epidemia de enfermedades virales respiratorias.

Consideramos que esta situación es el resultado de una política sanitaria basada en:

1.- La reducción de personal en Atención Primaria y el cierre de Centros llevado a cabo por la Xunta de Galicia desde el año 2008, que obliga a las personas enfermas acudan como única alternativa asistencial a las urgencias hospitalarias. Las plantillas de los Centros de salud están diezmadas y en muchos de ellos falta personal.

2.- La supresión de más de mil camas hospitalarias que impide la hospitalización de pacientes, especialmente personas mayores o en situación de riesgo y que obliga a hacinarlas en pasillos o sillones durante horas.

3.- El abandono de los Servicios de Salud Pública sin recursos suficientes para prevenir y hacer frente a unas epidemias. El prepuesto previsto para estos servicios para el 2024 es de 18 millones de euros que suponen el 0,35% del presupuesto sanitario.

Denunciamos que el Gobierno Gallego no tienen ninguna voluntad política para afrontar una situación que se repite cada año durante los meses de invierno. Si descontamos la inflación prevista del 4,3-4,5% para el año 2024 el gasto Sanitario total decreció un 2,3%, en Atención Primaria un 18,6% y un 25% en Hospitales, respecto a lo presupuestado en 2023. Sin embargo, la única respuesta de la Conselleria a esta situación es culpabilizar a la población y recomendarla que no acuda a los centros sanitarios públicos.

Queda bien claro que esta política además de generar un gran sufrimiento social favorece descaradamente a los seguros sanitarios, a las consultas privadas (especialmente de pediatría) y a los hospitales privados en manos de multinacionales.

8 de enero de 2024

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública