La FADSP con motivo de la celebración del Día Internacional de la Enfermería, el 12 de mayo de 2024, quiere expresar su apoyo a la profesión enfermera como garante del derecho a la protección de la salud y colaboradora de la ciudadanía en la defensa de una Sanidad Pública para todos y todas, universal y de calidad.

El lema de este año es: “Nuestras enfermeras. Nuestro futuro. El poder económico de los cuidados”, desde la convicción de que la inversión estratégica en enfermería, como profesional de los cuidados, puede aportar considerables beneficios económicos y sociales.

La experiencia nos dice que en la pandemia Covid la enfermería fue imprescindible para superarla con un menor coste en salud, social y económico. La enfermería estuvo en la puerta de los centros de salud, en los hospitales, en los domicilios, para prestar cuidados de calidad a la ciudadanía y a los pacientes, aminorando el coste humano y en salud. La enfermera estuvo vacunando para prevenir la enfermedad, con una dedicación plena y comprometida.

En el momento actual, la enfermería está al píe del cañón, cubriendo la falta de recursos humanos y materiales, poniendo su profesionalidad, los cuidados, al servicio de la ciudadanía, a veces viéndose obligada, por los responsables, a realizar tareas que no es claro sean de su competencia.

Todo ello sin el reconocimiento debido por parte de los responsables políticos y sin el apoyo suficiente de los ciudadanos:

    • Las enfermeras son graduadas universitarias (4 años), muchas de ellas con una especialidad de dos años de duración. A pesar de ello, esta cualificación académica no está reconocida para la remuneración ni para el acceso al puesto de trabajo.
    • Los ratios de enfermería (número pacientes/enfermera) son muy altos, de los peores de la Unión Europea.
    • Si hay que recortar, se recorta de enfermeras aunque luego se les pida que presten la atención que no prestan otros.
    • Está aumentando el abandono de la profesión.

Por todo ello, creemos importante celebrar este día pidiendo a la ciudadanía que apoye a la enfermería, valorándola como un recurso imprescindible y necesario con el que contamos, y solicitando a los poderes políticos un incremento de profesionales de enfermería y un mayor reconocimiento, acorde a su formación y competencia.

Sin unos cuidados enfermeros de calidad la defensa y la protección de nuestra salud es imposible.

 

10 de mayo de 2024

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública