La Consejería de Sanidad madrileña ha decidido abrir 3 nuevos centros de salud en una situación de precariedad extrema, y a la vez lo hace desmantelando otros centros de AP de la región.

La Consejería de Sanidad ha decidido abrir 3 centros de salud (Navalcarnero II, Parque del Oeste de Alcorcón y Las Tablas), centros cuya apertura se venía prometiendo hace ya 15 años.

Lo que en principio podría ser una buena noticia resulta que no lo es. Los 3 centros que se abren lo hacen con un 30% de la plantilla planteada inicialmente para los mismos, y además se trata de profesionales desplazados desde los centros ya existentes (Navalcarnero I, Miguel Server y Sanchinarro) que se han quedado a un 50% de su dotación.

Es decir, se abren centros sin profesionales suficientes, con lo que la atención sanitaria de la población no mejorará, es más empeorará en los centros de los que provienen los profesionales. La Comunidad de Madrid está desde hace tiempo optando por un modelo de deterioro y jibarización de la AP que solo tiene un objetivo: favorecer la privatización de la Sanidad Pública.

Lo que necesita la Sanidad madrileña es aumentar el presupuesto total y el dedicado a la AP (es la Comunidad Autónoma que menos euros destina por habitante y año) y dejarse de maniobras de marketing y distracción.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

15 de febrero de 2024