Los poderes políticos actuales nos proponen una visión simplista del sistema de salud. Destacamos cómo el modelo de atención médica, antes sólido y centrado en la comunidad, está siendo reemplazado poco a poco por un enfoque más oportunista y mercantilista.

La falta de personal médico y la saturación de recursos son síntomas de problemas más profundos, como la falta de planificación y financiación adecuada. Además, la inacción a menudo disfrazada de “estabilidad política”, solo agrava la situación.

Se necesita actuar con urgencia, destacando la importancia de abordar el problema desde una perspectiva local para encontrar soluciones más precisas y efectivas. El momento para tomar medidas es ahora, antes de que la situación empeore aún más.

Hay que comenzar con un modelo alternativo de gestión de atención urgente en Salamanca, pero con la condición de que las autoridades sanitarias se comprometan a buscar un consenso amplio y a realizar reformas significativas en el sistema de salud.

Ver documento completo, propuestas para la mejora en Atención Primaria surgidas desde la proximidad.