Desde la FADSP apoyamos las movilizaciones para parar el genocidio en Gaza y exigir un alto el fuego que proteja a la población civil y a los sanitarios.

Mientras tanto, nuestro país debería suprimir cualquier colaboración con el gobierno israelí.