La ADSP de Salamanca destaca la ineficacia de medidas temporales como conciertos con centros privados y aborda la necesidad de soluciones estructurales. Urge un análisis transparente de incidencias, la reducción de consultas pendientes y una organización más eficiente en especialidades. La colaboración estrecha entre servicios hospitalarios y médicos de familia, junto con alternativas a la hospitalización convencional, se plantean como claves. Sin medidas profundas y duraderas, las listas de espera persistirán.

Ver nota de prensa